OBRA ARTÍSTICA

Personalidad artística de Manuel Ruiz Carrillo

Marco Guerrero

Pianista

La obra de Manuel Ruiz Carrillo es fiel reflejo de un artista con un estilo muy particular. He tenido la suerte de conocer sus pinturas desde hace muchos años y he llegado a la conclusión de que todas ellas son un reflejo de un planteamiento muy personal basado en el genio y en la intuición, en la experiencia y la imaginación. A través de sus pinturas se reflejan experiencias vitales, percepciones insólitas, sueños etéreos e imágenes  pasadas por el tamiz de su inmenso talento e inteligencia.  Tengo la oportunidad de compartir frecuentemente impresiones con el artista acerca de sus producciones, y siempre hay algo que me ha llamado poderosamente la atención: su descripción del mundo y de los colores que le rodean, de su tenaz simplificación de lo que percibe y cómo es capaz de llevarlo a una obra desde una interpretación  única y con una excepcional  espontaneidad natural.

Desde una mirada curiosa y llena de energía, Manuel Ruiz Carrillo interpreta su mundo con la ilusión y el ímpetu de un joven, pero desde  una técnica madura y experimentada fruto del estudio, de la reflexión y de su “ser curioso”. Esta expresión de  “ser curioso”  que Manuel  ostenta establece lazos con otras artes como la música: es un notable músico y compositor, y en la que su obra está muy influenciada.

Por lo tanto, estamos ante la obra de un excepcional artista, de una personalidad enérgica y valiente, que transmite esta fuerza  a cada obra, y que tanto perdura en mi pensamiento y me emociona.

I Etapa

Comienzos

II Etapa

Juventud

III Etapa

Madurez-actualidad

Música

Composición, docencia, interpretación

Dotado de una gran personalidad artística, Manuel Ruiz Carrillo amplía sus horizontes creativos con la música, ya sea con la interpretación, la composición o la docencia en conservatorio.

Ir a Música

©2018 Manuel Ruiz Carrillo